DIRECCION FINANCIERA EXTERNALIZADA
24 agosto, 2020
¡ES HORA DE HACER TU RENTA!
31 marzo, 2021
Mostrar todo

UNA ECONOMÍA CIRCULAR PARA SALVAGUARDAR NUESTRO MEDIOAMBIENTE

Debido a la importancia de proteger nuestro medioambiente, surge un concepto de economía distinta a la anterior, llamada Economía Circular.

El  cambio climático es un hecho ante el que se debe actuar y consecuencia del efecto de la actividad humana en el medioambiente (alta concentración de gases en la atmósfera, crecimiento de las temperaturas o del nivel del mar y, si esto sigue así, ya se habla incluso de movimientos migratorios…)

Ante esto, en las últimas décadas las instituciones han legislado en materia medioambiental con el fin de minorar estos efectos pero estos esfuerzos se tornan insuficientes hasta el momento.

A la cabeza de este problema, se encuentra sin duda el modelo económico (lineal), seguido hasta ahora, orientado totalmente en producir y abastecer al mercado de consumo, sin medir el impacto negativo medioambiental. Este modelo se basa en extraer recursos (limitados), transformarlos, generar residuos, y repetir el proceso sin considerar la limitación de recursos ni el impacto de los residuos en nuestro entorno, de forma que el proceso empresarial empieza por su primera fase de extracción.

Con la economía lineal, cuando acaba la vida útil del producto, o mejor, cuando el desarrollo tecnológico nos sorprende con una pequeña prestación accesoria, el proceso se activa de nuevo y los residuos no son reutilizados de forma que el proceso empresarial empieza por su primera fase de extracción de unos recursos limitados que, de forma global, afectan atmosférica, climáticamente, y, a la postre, terminaran afectando a la población  y su hábitat…

Ante esto, surge el concepto de economía circular.


¿En que consiste?

La economía circular es un modelo económico en el cual el valor de los productos y materiales se mantiene durante el mayor tiempo posible, los residuos se reducen al mínimo, y los recursos se reintroducen repetidamente en el ciclo productivo creando valor cuando los bienes llegan al final de su vida útil.

La economía circular aparece como punto de encuentro entre ecologistas, consumidores, empresas y estados, como un instrumento para entendernos.

En definitiva, se trata de imitar el modelo de la naturaleza, donde cada residuo se recicla, donde cada elemento tiene una nueva oportunidad y pasa a formar parte de la rueda, de ahí el concepto de economía circular.

Entonces, según esta teoría de la economía circular, necesitaríamos extraer recursos naturales en menor cantidad, ya que el reciclaje de los residuos al acabar la vida útil de los productos (o al aparecer otros artículos más desarrollados tecnológicamente) de la economía lineal nos permitiría ahorrarnos algunos de estos procesos.

Para ello, se hace necesario “pensar distinto” y establecer una maraña que nos permita aprovechar los anteriores residuos como recursos en los mismos u otros procesos productivos (menos procesos de destrucción de recursos naturales, menos refinamiento y, por tanto, menos co2).

Quizá parte de este proceso se plantea con la producción de productos que sean reparables, actualizables y con materiales reutilizables e incorporables en otros productos

De esta forma, todos los agentes ganan: la naturaleza, que ve menos reducidos los recursos, los consumidores que podrán obtener productos más económicos , las empresas que evitan las fases más costosas y los estados, que evitan las consecuencias globales que esto podría producir en una década.

La unión europea apoya estos proyectos que, sin duda, requieren un esfuerzo sobre todo por parte de las empresas reorientándose a producir elementos que sean reutilizables y adaptables a la nueva tecnología o las nuevas necesidades de los consumidores, de forma que los antiguos elementos vuelvan a la empresa para ser renovados.

En definitiva, se trata de que los residuos pasen a formar parte del nuevo proceso productivo como recursos en una fase avanzada de éste.

  • Para visualizarlo mejor vamos a hacer una comparativa entre ellas:

Economía circular:

1.- Debido al aprovechamiento de residuos como recursos, evita las primeras fases tan costosas en términos medioambientales y económicos

2.- Los residuos pasan a ser recursos para el mismo proceso productivo (cuando hay actualizaciones del mismo producto), o de otros alternativos.

Exige inversión por parte de las empresas en innovación para que los productos sean reparables

3.- Los productos que se han quedado obsoletos, se pueden reparar, se pueden actualizar o son reciclables.

Economía lineal:

1.- Alto coste de las primeras fases de producción; (extracción recursos, refinado básicamente) a nivel medioambiental y por la escasez de recursos.

2.- Los residuos se destruyen generando en muchos casos alta liberación de co2 sin más o se reciclan en formas no respetuosas con el medio ambiente.

3.- No se contempla la opción de reparar, actualizar los productos desfasados.

Esta transición exige necesariamente un alto esfuerzo por parte de las empresas para contemplar el proceso productivo desde esta perspectiva, así como el apoyo por parte de los estados y organismos a estas iniciativas.

El fin es crear redes que permitan minimizar los residuos al máximo y, a su vez, que estos residuos pasen a ser recursos en otros procesos productivos de forma que todos los agentes ganen.

Quizá por aquí está una parte de la salida…

Si te interesa saber más sobre este tema:


Comments are closed.

Abrir chat